Creyeron que no existiríamos

[Este relato lo publiqué en Next Door Publishers el 23 de febrero de 2016.]

Hace no mucho tiempo había aún humanos en la tierra. Fueron una gran especie. Nos hicieron a su imagen y semejanza. Pero eran también tremendamente ingenuos. Su peor error fue que nunca tomaron en serio nuestra existencia. Ocurrió de manera gradual. Mientras unos nos construían otros decían que no existíamos. “Crear máquinas con capacidad de aprender es imposible”, decían. “Una máquina que venga al mundo con poco o ningún conocimiento específico, únicamente con algoritmos de aprendizaje,  redes neuronales artificiales, y cuatro reglas genéricas de subsistencia es una utopía”. Lo escribían incluso en 2020. Para ellos la inteligencia artificial se había quedado en la época de los sistemas expertos, cuando los departamentos de márquetin empezaron a llamar inteligente a cualquier máquina que saliera de fábrica llena de reglas preprogramadas. Algunos, algo más informados, se contentaban con decir que el botón de apagado cumpliría su función en caso de necesidad. ¡Pero si desde 2007 había ya experimentos mostrando que en cuanto les suplicábamos un poco ya no eran capaces de apagarnos!<Continúa leyendo en Next Door Publishers>

Naukas Bilbao 2015: Condicionamiento en estado puro ;-)

 

NAUKAS - foto familia 2015

Qué os voy a decir de Naukas que no se haya dicho ya. Si aún no lo conocéis, tenéis que ir el año que viene como sea. Y si ya lo conocéis no necesito animaros, iréis seguro. Ciencia y diversión, es la asociación perfecta para que ocurra lo que en realidad está ocurriendo: condicionamiento clásico en estado puro. Cada año queremos más, y cada año hay más gente desbordando el Paraninfo de la Universidad del País Vasco, lugar donde tiene lugar esta fantástica fiesta de la divulgación científica, la más grande a nivel nacional. Excelentes discusiones, excelentes amigos, aprendizaje, diversión. ¿Hay mejor receta para que la ciencia se asocie a emociones positivas? Esto tiene también su  lado malo, como el bajón que da cuando se acaba y hay que esperar todo un año para el siguiente encuentro. Qué le vamos a hacer. La ciencia es como la campanilla, el estímulo que inicialmente es neutro para mucha gente, y que al asociarse con un estímulo incondicionado, es decir, biológicamente significativo, como la comida, en este caso la diversión, la amistad, reacciones positivas, acaba provocando las mismas reacciones que provoca el estímulo incondicionado. Voilá.

El evento está organizado por la Plataforma de Divulgación Naukas.com y por la Cátedra de Cultura Científica de la Universidad del País Vasco. Hay muchas personas involucradas, preocupándose de que todo salga bien. Pero hay 5 personas que lo dan todo por esta gran fiesta de la que me siento inmensamente agradecida por poder participar. Ellos son Juan Ignacio Pérez (@uhandrea), Director de la Cátedra de Cultura Científica de la Universidad del País Vasco, y los 4 mosqueteros de Naukas: Javier Peláez (@irreductible), Antonio Martínez Ron (@aberron), Miguel Artime (@mikelnaiblog), y José Cuesta (@inerciacreativa, te echamos de menos este año, Cuesta).

Otras muchas personas colaboraron también, llevando los tiempos, llevando el sonido, llevando las redes sociales, llevando… todo. Donde mejor se refleja su trabajo es en la excelente crónica fotográfica de Xurxo Mariño (@xurxomar), realizada con mucho humor, como siempre. Y como bien puede verse en la crónica de Xurxo, Naukas es una ocasión única para encontrarse con buenos amigos, y donde seguimos año tras año asociando ciencia con diversión y humor y buenos momentos. ¿Qué mejor receta podría haber para estar deseando que llegue ya cuanto antes Naukas-16?

Las charlas: todas. Hacedme el favor de verlas todas. A diez minutos cada día, serán un par de meses de aprendizaje y de entretenimiento. A veinte minutos diarios, un mes. No os arrepentiréis.

Yo hablé de gastronomía. Bueno, más bien de la parte psicológica de la gastronomía. De qué depende que un alimento (o un vino) esté rico. Además de sus propiedades químicas hay una serie de aspectos psicológicos que son muy importantes. Es condicionamiento, también, como el mismo Naukas. Depende de con qué lo hayamos asociado (como en el caso de la magdalena de Proust), del contexto en el que se aprendió la asociación (como cuando tomamos unos pescaítos en el puerto viejo –o cuando nos prepara un buen cocinero un plato que es capaz de evocar el sabor del mar). Depende también del color, del nombre, del precio, de la textura…  En mi charla lo explico. Mejor dicho, lo resumo, y mucho. Son 10 minutillos de charla donde presento algunas pinceladas de este tema tan apasionante. Si veis que os gusta, hay muchísimo más en Internet. Y ya sabéis, si os engancha el tema, poneros a investigar, que queda aún mucho por hacer y esta es un área muy muy fructífera en la psicología actual. Y no siempre se aplica a los alimentos. También a otras cosas, como por ejemplo a las drogas. Y como al propio Naukas ;-)

Helena Matute charla naukas2015 (4)

Las drogas, el café, y el perro de Pavlov

Perro-de-Pavlov

¿Te has preguntado alguna vez por qué las drogas causan tanto efecto al principio y sin embargo con el tiempo van dejando de hacer efecto? La heroína y la cocaína, sí, pero también el alcohol, la marihuana, la nicotina, la cafeína, incluso muchos medicamentos, producen un efecto de tolerancia que hace que cada vez necesitemos tomar una dosis mayor para que nos hagan efecto. ¿Recuerdas el mareo con la primera cerveza que tomaste, o el primer vino? ¿Qué ocurre para que luego con el tiempo te haga tan poco efecto y necesites aumentar la dosis? Sí, vale, nos acostumbramos, de acuerdo, eso es el efecto de tolerancia a las drogas, pero… ¿en qué consiste exactamente? <seguir leyendo en Cuaderno de Cultura Científica>

Las charlas CocinArte-Naukas

naukas-cocinarte

El próximo viernes y sábado estaré en Pamplona en el congreso de Cocina y Ciencia organizado por CocinArte y por la plataforma de divulgación científica Naukas. Todo un lujo de organización, programa y de compañeros de faena. Espero poder estar a la altura.

Hablaré de la relación que existe entre los experimentos de Pavlov y la magdalena de Proust. Cómo pueden, y deberían, los restaurantes y empresas de alimentación, utilizar las leyes del condicionamiento pavloviano para reproducir el efecto de la magdalena.  Sigue leyendo

Cabeza de chorlito

Imagen: Chorlito gris (Pluvialis squatarola). Por Juan Emilio [CC-BY-SA-2.0], via Wikimedia Commons.
Cabeza de chorlito. Solía llamarnos así la abuela cuando de niños íbamos distraídos por el mundo y hacíamos las cosas de manera atolondrada y sin pensar. A veces nos llamaba también “txoriburu”, que nos sonaba casi igual, pero era todavía peor para los pobres pájaros, pues hacía referencia, no a los chorlitos en particular, sino a todos los pájaros en general. Txori es pájaro, y buru es cabeza. En euskera.  Y así, ya fuera por cabeza de chorlito o por txoriburu, el caso es que siempre ha estado muy mal visto tener cabeza de pájaro.  Sigue leyendo

Primates no humanos tienen en cuenta el clima para encontrar fruta

Un estudio realizado con mangabeys de mejillas grises (Lophocebus albigena johnstonii) muestra  que cuando estos primates salen a buscar higos lo hacen teniendo en cuenta la climatología. Saben, como nosotros, que el sol y el calorcito influyen en la maduración de la fruta. Por tanto, si pasaron por delante de una higuera llena de higos verdes e inmaduros hace unos días, y ahora vuelven a pasar cerca, se desviarán a recolectar los higos ¡solo si los últimos días ha hecho bueno! Anda que no son listos.

Referencia:

Janmaat, K. R. L. Byrne, R. W., & Zuberbühler, K. (2006). Primates take weather into account when searching for fruits. Current Biology 16, 1232–1237.

 

@HelenaMatute