Naukas Bilbao 2015: Condicionamiento en estado puro ;-)

 

NAUKAS - foto familia 2015

Qué os voy a decir de Naukas que no se haya dicho ya. Si aún no lo conocéis, tenéis que ir el año que viene como sea. Y si ya lo conocéis no necesito animaros, iréis seguro. Ciencia y diversión, es la asociación perfecta para que ocurra lo que en realidad está ocurriendo: condicionamiento clásico en estado puro. Cada año queremos más, y cada año hay más gente desbordando el Paraninfo de la Universidad del País Vasco, lugar donde tiene lugar esta fantástica fiesta de la divulgación científica, la más grande a nivel nacional. Excelentes discusiones, excelentes amigos, aprendizaje, diversión. ¿Hay mejor receta para que la ciencia se asocie a emociones positivas? Esto tiene también su  lado malo, como el bajón que da cuando se acaba y hay que esperar todo un año para el siguiente encuentro. Qué le vamos a hacer. La ciencia es como la campanilla, el estímulo que inicialmente es neutro para mucha gente, y que al asociarse con un estímulo incondicionado, es decir, biológicamente significativo, como la comida, en este caso la diversión, la amistad, reacciones positivas, acaba provocando las mismas reacciones que provoca el estímulo incondicionado. Voilá.

El evento está organizado por la Plataforma de Divulgación Naukas.com y por la Cátedra de Cultura Científica de la Universidad del País Vasco. Hay muchas personas involucradas, preocupándose de que todo salga bien. Pero hay 5 personas que lo dan todo por esta gran fiesta de la que me siento inmensamente agradecida por poder participar. Ellos son Juan Ignacio Pérez (@uhandrea), Director de la Cátedra de Cultura Científica de la Universidad del País Vasco, y los 4 mosqueteros de Naukas: Javier Peláez (@irreductible), Antonio Martínez Ron (@aberron), Miguel Artime (@mikelnaiblog), y José Cuesta (@inerciacreativa, te echamos de menos este año, Cuesta).

Otras muchas personas colaboraron también, llevando los tiempos, llevando el sonido, llevando las redes sociales, llevando… todo. Donde mejor se refleja su trabajo es en la excelente crónica fotográfica de Xurxo Mariño (@xurxomar), realizada con mucho humor, como siempre. Y como bien puede verse en la crónica de Xurxo, Naukas es una ocasión única para encontrarse con buenos amigos, y donde seguimos año tras año asociando ciencia con diversión y humor y buenos momentos. ¿Qué mejor receta podría haber para estar deseando que llegue ya cuanto antes Naukas-16?

Las charlas: todas. Hacedme el favor de verlas todas. A diez minutos cada día, serán un par de meses de aprendizaje y de entretenimiento. A veinte minutos diarios, un mes. No os arrepentiréis.

Yo hablé de gastronomía. Bueno, más bien de la parte psicológica de la gastronomía. De qué depende que un alimento (o un vino) esté rico. Además de sus propiedades químicas hay una serie de aspectos psicológicos que son muy importantes. Es condicionamiento, también, como el mismo Naukas. Depende de con qué lo hayamos asociado (como en el caso de la magdalena de Proust), del contexto en el que se aprendió la asociación (como cuando tomamos unos pescaítos en el puerto viejo –o cuando nos prepara un buen cocinero un plato que es capaz de evocar el sabor del mar). Depende también del color, del nombre, del precio, de la textura…  En mi charla lo explico. Mejor dicho, lo resumo, y mucho. Son 10 minutillos de charla donde presento algunas pinceladas de este tema tan apasionante. Si veis que os gusta, hay muchísimo más en Internet. Y ya sabéis, si os engancha el tema, poneros a investigar, que queda aún mucho por hacer y esta es un área muy muy fructífera en la psicología actual. Y no siempre se aplica a los alimentos. También a otras cosas, como por ejemplo a las drogas. Y como al propio Naukas ;-)

Helena Matute charla naukas2015 (4)

Anuncios