¿Es el alcohol menos adictivo que Internet?

Hemos mencionado  ya en este blog con anterioridad que la adicción a Internet no existe, pero se trataba de un artículo muy cortito, escrito de forma rápida y divulgativa y sin entrar en detalles ni profundizar en los posibles problemas.

Hay personas que lo pasan mal. Algunas me escriben, con razón, un poco enfadadas, por el tono superficial y festivo de aquel artículo. Aunque el uso de la red no sea adictivo, sí hay gente que utiliza mal la red, abusa de ella, y tiene problemas que pueden ser serios (pero sigo pensando que hay que diferenciarlos de las adicciones, ojo).  ¿Cuándo es peligroso el uso de Internet?

Os dejo aquí un documento más completo en pdf sobre la adicción a Internet. Es un capítulo de mi libro “Adaptarse a Internet: Mitos y realidades de los aspectos psicológicos de la red”. En él intento delinear con más cuidado lo que hay de cierto o de falso sobre  al uso excesivo de Internet  y  por qué creo que no conviene llamarlo adicción.

De hecho, últimamente se está diciendo mucho que Internet puede ser más adictivo que el tabaco o el alcohol, lo que creo que muestra claramente el peligro de hablar en términos de adicción. Muchos jóvenes están acostumbradas hoy en día a usar Internet desde niños, a todas horas, sin que esto les cause ningún problema. Si decimos a los jóvenes que beber alcohol  es menos peligroso que usar Internet, ¿qué conclusión podrán extraer?

— Para saber másSi te interesan estos temas probablemente te interesará nuestro libro Psicología de las Nuevas Tecnologías.

@HelenaMatute

 

Anuncios

6 thoughts on “¿Es el alcohol menos adictivo que Internet?

  1. El uso de la electricidad es mucho más adictivo que el alcohol, cada vez que hay un apagón la gente sufre un síndrome de abstinencia y malestar total, ¿no os habéis dado cuenta?

    Lo mismo pasa cuando cortan la luz, o el gas, falla el suministro de combustibles o se cierra la red de carreteras por la nieve … Internet hace años que se ha convertido en un servicio universal, en una “utility” como dicen los anglosajones, y rebajarla al rango de adicción es tan poco consistente como hacerlo con la electricidad.

  2. Nadie se imagina hoy la vida sin teléfono móvil. Sin embargo aunque perderlo, olvidarlo o quedarse sin servicio crea cierta ansiedad nadie habla ahora de que el móvil sea adictivo. Le toca el turno a internet y a las redes sociales. Dentro de un tiempo…
    Hoy me he quedado sin servicio en el móvil y he tardado en darme cuenta porque el resto del iphone conectado a internet funciona perfectamente. No me ha generado ninguna ansiedad.
    Hace unas semanas se bloqueó el iphone estando fuera y no tenía ni linea ni internet. Si que me puse nervioso y no sabía que hacer. Terminé de actuar y seguidamente compré un teléfono de prepago con el cuál llamé a un par de allegados para notificar la situación. Con el teléfono nuevo se me quitó la ansiedad a pesar de que no tenía internet.
    En el viaje de vuelta usé sólo el teléfono para escuchar la radio.
    Ahora mismo si de repente por alguna razón se corta internet, estoy seguro que hay un montón de trabajo offline acumulado que podré hacer.
    Comparto con Helena la idea de que no es conveniente llamar al uso de las redes sociales adicción.
    Una persona que lo primero que hace es encender la tele, ¿es adicta a la tele?
    Leí una vez en twitter: .-Niño, mejor que dejes la maquinita y que leas un periódico.
    .- eso es lo que estoy haciendo, contestó.

  3. He llegado aquí a través de un twitteo de Txipi y hace años llegué al artículo comentado creo que buscando sobre el tema… o quizás también lo referenció él en alguna lista de correo, no lo recuerdo.

    El caso es que estoy totalmente de acuerdo y quería comentar que he peleado por la defensa de ese argumento y la referencia a su artículo en wikipedia. Y digo “peleado”, porque había varios usuarios anónimos que se dedicaban a borrar todos las críticas contrarias a la calificación de adicción y a veces a añadir enlaces a clínicas que tratan dicha adicción ¡por internet!.

    Hace tiempo el artículo “addición a internet” desapareció pero apareció este otro que monitorizo para que mi párrafo se mantenga al principio del artículo y que nadie lo borre:
    http://es.wikipedia.org/wiki/Ciberadicción

    Me parecería sumamente interesante que usted, Sra. Matute tuviera el tiempo y las ganas para revisar el artículo y añadir/borrar/modificar los datos que considerara necesarios. Gracias por su labor enfrentándose a tales absurdos creados para intentar atemorizar y sacar los cuartos a la gente.

  4. Txipi, David, muchas gracias por vuestros comentarios. Toda la razón. Además Internet sustituye cada vez más al teléfono, la tele, la biblioteca, el cine, las cartas… y todo lo demás. En Internet está nuestra biblioteca, nuestra música, el trabajo, el ocio, los familiares, los colegas, los jefes, los amigos… Y lo que más hace la gente en Internet es comunicarse. Si llamamos adicción a eso tendremos que buscar otra palabra para la adicción al alcohol, pero lo que no podemos decir nunca a un adolescente es: “mira, no te preocupes, que el alcohol hace menos daño que Internet”.

    Fijaos que además, el estudio solo indica (que yo sepa, porque creo que aún no está publicado) que es más difícil resistir el deseo de conectarse para leer los mensajes que tenemos en Internet que resistir el deseo de fumar o de beber… Después, la prensa (no toda), ha publicado eso como adicción. Supongo que vende más. En el artículo de The Guardian se da una información un poco más completa. Ya me hubiera gustado ver este mismo estudio, hace unos años, cuando las cartas llegaban en papel: ¿Qué deseo era más difícil de resistir entonces, el de abrir la carta o el de tomar una cerveza?

    http://www.guardian.co.uk/technology/2012/feb/03/twitter-resist-cigarettes-alcohol-study

  5. Muchas gracias malkavian1980 por tus comentarios tan amables y por ocuparte de mantener la wikipedia actualizada y ordenada. Es importante ese trabajo que hacéis ahí unos pocos; todos nos beneficiamos enormemente de ello. Parece mentira lo que cuentas de usuarios anónimos borrando las críticas a la adicción y poniendo enlaces de clínicas que tratan el problema. Cuántos intereses creados! Si hay negocio por medio eso debería ser ya un aviso a navegantes en toda regla. Leeré el artículo y veré si hay algo que yo cambiaría etc. Lo que no puedo prometer es rapidez, estoy mucho más a tope de lo que me gustaría…

    • Bueno, no soy un gran aportador de la wikipedia, pero pongo mi granito de arena. Se agradece el interés, la aportación que usted pueda hacer algún día seguro que es de calidad y resultara útil a quien consulte la wikipedia.

Los comentarios están cerrados.